Fin de semana con victorias incontestables en la base

El pasado fin de semana se hizo más extenso de lo normal, pues la base del Club Baloncesto Tenerife Central disputó encuentros de viernes a domingo, con un balance de siete victorias y solamente dos derrotas para las blanquiazules.

El viernes abrió la veda la categoría Preinfantil, que disputó su encuentro ante el Orotava en el Colegio Los Salesianos, ganando 33-52. Desde el primer momento fueron las blanquiazules las que llevaron la voz cantante en el partido y logró un trabajado triunfo ante el equipo del norte de la isla.

El sábado fueron cinco los partidos que se disputaron. El Mini continúa dando alegrías al club y volvió a vencer en El Chapatal, esta vez al Colegio Tacoronte y por un marcador de 59-9, siendo totalmente superior a su rival en su propia cancha. Por su parte, el Premini dio la cara ante el CB Santa Cruz y vendió cara su derrota, por un tanteo final de 43-24.

Jornada de alegrías en la categoría Júnior. El Autonómico viajó a Lanzarote para enfrentarse al Ariagona en la Ciudad Deportiva de Lanzarote, y continuó con su buena racha para vencer 32-64 en un partido en el que las jugadoras se mostraron muy cómodas sobre el parqué.

El Júnior Insular mantiene el liderato de su grupo, y lo hace tras firmar una importante victoria en el El Chapatal ante el Villa de Tegueste, un rival con buenas jugadoras, pero que perdió 70-46. Las blanquiazules no dieron opción a las terceras clasificadas y siguen como las únicas que no conocen la derrota en su grupo.

Cerraba la jornada, desde el Pabellón Juan Ríos Tejera, el TRD Tenerife Central, primer equipo blanquiazul y que se enfrentó al Ciudad de La Laguna. Tras disputarse el partido de tú a tú, el equipo se desinfló en el último cuarto y el rival lo aprovechó para aumentar el marcador más de lo merecido en la cancha lagunera, para terminar 74-41.

El domingo cerró la jornada con tres de tres en victorias, comenzando por el Cadete Autonómico, que no tuvo oposición ante la Escuela de Baloncesto Felipe Antón y que se llevó un triunfo de valor por 82-31 para mantener la segunda posición de manera holgada.

El Precadete A jugó como visitante en el Real Club Náutico de Tenerife y apabulló a su rival, el Náutico La Salle, dejando en el luminoso un 38-84 que da claras muestras del dominio constante que tuvo el equipo blanquiazul, destacando los parciales de 7-21 y 7-22 del segundo y último cuarto.

Cerró la jornada el Precadete B en su visita al Realejos. En el norte de la isla tuvo que trabajar a fondo el Tenerife Central para lograr una victoria en un partido que estuvo muy abierto y que pudo decantarse para cualquiera de los lados, y que finalmente acabó de blanquiazul por 51-58.